20 abril 2010

Corriendo con Lorenzo, Eolo y sin agua

El pasado Sábado 17 participé en la 5ª carrera popular del parque tecnológico de Zamudio, lo que se dice popular...........ya no le queda nada, creo recordar que he participado en todas y tengo que reconocer que este año es la edición que menos me ha gustado y además en todos sus aspectos, circuito, organización y sobre todo en el tema de los txikis, donde no tuvieron el detalle de dar a todos los crios su bolsa de regalos, como han echo todos los años y las tuvieron que sortear, no todos se llevaron bolsita de regalos ¡¡merchandaising de las empresas del parque!!, Ah.......¡¡que estamos en crisis!!.........pues si están en crisis todas estas megas empresas que están instaladas en Zamudio, ya nos podemos ir preparando la que se nos viene encima.

La salida fue a las 17:00, pero antes se guardó un minuto de silencio por Alberto Ceballos el corredor que murió en la media maratón de Madrid, se dió el disparo y empezó la carrera, el cambio de circuito, el calor y el viento ya pronosticaba una carrera dificil, se ve también menos gente que otros años, en la recta de salida todos como motos.


Empieza la primera bajada que desemboca donda está la meta y toda la gente animando y ya empezamos las subidas, continuas, continuas, continuas, nos meten por carreteras de caseríos con curvas que cuando las ves prefieres mirar para abajo y no al frente, el calor aprienta.........el viento te da por todos los lados y no ves ni a un alma animando, ya no se pasaría por lo "civilizado" hasta llegar a meta, en el kilometro dos me engancho a Fernando, es el presi del club atletismo Ostruka de Sodupe me pongo a charlar con él y ya vamos toda la carrera juntos hasta entrar en meta, me ayuda un montón ya que en la segunda vuelta al circuito mi cabeza, mi corazón y mis piernas iban cada una por su lado, se engancha también un chico que es su primera carrera popular y entre los tres nos apoyamos, vemos el avituallamiento y nos lanzamos a él, ¡¡no hay agua!!, no me lo puedo creer, nos dan un botellin de gatorade, me bebo la mitad, empiezo a pensar en la gente que viene por detrás, Gloria, Bego.......y me cabreo, ¡¡siempre pasa lo mismo!!, la gente que más necesitamos es a la que menos se ayuda, no me cabe en la cabeza que en esta carrera el agua falte, eso en el kilometro cinco, cuando pasamos la segunda vez por la zona del avituallamiento, vemos a los voluntarios recogiendo del suelo las botellas abierta y medio vacias para que la gente pudiese beber aunque sea un poco, ¡¡pero beber algo!!, el sube baja de cuestas sigue y no veo la hora de llegar a meta, ha sido imposible en toda la carrera el coger un ritmo, ya que era cortado continuamente por las cuestas, por fin se oye la megafonía y Fernando me anima, ya no queda nada enfilamos la bajada a meta y llegamos.


Espero a Gloria y a Bego en la meta, que entrán poquito después y el comentario en general es que ha sido una prueba muy dura, el cambio de circuito y su alargamiento hasta los 10kms., no convence a la gente, carrera rara.....rara......rara.....para un Sábado a la 17:00 de la tarde.

Lo mejor fue después de la carrera que estuvimos pasando un buen rato en el sorteo de regalos y luego nos fuimos a tomar unas cañitas ¡¡que nos las habíamos merecido!!.

2 comentarios:

  1. Lo del agua en algunas carreras es de verguenza. Y el caso es que la mayoría cogemos las botellas, le damos un sorbito y tiramos el resto de la botella, casi llena.
    Que mínimo que poner en el avituallamiento una botella por cada persona que participa en la carrera.

    ResponderEliminar